Sin duda el año pasado fue muy diferente. La pandemia nos ha enseñado que seguimos siendo vulnerables y aunque nos dediquemos a lo que sea, todos corremos un riesgo. En mi caso, este tiempo me ha recordado lo que ya sabía: la prioridad son mis niños. Todo lo que gira en torno a nuestros peques sin duda es una prioridad, por eso es que también el covid-19 puede ser una gran oportunidad para no repetir las mismas acciones.
Con la emergencia sanitaria la economía se ha detenido, y una buena parte de la población ha decidido mantenerse en casa para evitar la propagación del covid-19. Esto, a nivel de finanzas personales, puede resultar benéfico o perjudicial. Por un lado, se gasta menos en transporte, pero por el otro, los servicios en el hogar podrían aumentar, sin embargo, para evitar un alza en los recibos mensuales se pueden llevar a cabo ciertas acciones, así como valerse de ciertas tecnologías para reducir el consumo de recursos, lo cual representaría importantes beneficios para la cartera, pero también para el medio ambiente.
En esta ocasión te quiero dar un par de consejos para no gastar tanto durante la pandemia, pues aún falta tiempo para erradicar la enfermedad.
Home office: el mejor momento para ahorrar
Si estás recibiendo tu salario, y tu nivel de gastos bajó porque trabajas desde la casa, este es el mejor momento para ahorrar, especialmente ante la incertidumbre laboral que genera la pandemia.
Sé muy bien que no es así de fácil, pues aunque se trata de una especie de «ahorro obligado» en el caso de quienes se quedan en casa, hay muchas personas que han aumentado su consumo online.
Por eso es mejor tener cuidado con usar demasiado la tarjeta, porque hay incertidumbre sobre cuántas personas pueden terminar perdiendo el empleo debido a esta crisis.
Elabora un presupuesto semanal
Un presupuesto ayudará a crear un plan de ahorro. El primer paso es colocar los ingresos personales y los egresos como gastos fijos, variables y el pago de deudas en un periodo de tiempo determinado. Una vez que se tenga una idea de cuánto se gasta mes a mes, se podrá comenzar a organizar los gastos y así definir cuánto dinero se necesita para vivir. Además, se podrá identificar algunos pagos excesivos y los gastos hormiga, que se podrían suprimir y que podrían representar una cantidad a ahorrar.
¿Es buena idea comprar boletos de vuelos?
Comprar boletos aéreos, a precios extremadamente baratos, puede sonar como una gran oportunidad, pero no sabemos por cuánto tiempo la pandemia puede afectar a la región ni cuánto durarán las restricciones al tráfico aéreo. Ni siquiera sabemos si algunas aerolíneas van a quebrar debido a la escasez de demanda. Una buena oportunidad puede terminar siendo una pérdida de dinero.
Mantén al día los recibos de servicios
Pasar mucho tiempo en casa no significa no gastar. De hecho, los recibos del hogar podrían aumentar. La clave para contener el incremento en la factura del agua, el gas y la luz es llevar a cabo un consumo responsable.
Ana Ceci
*Fuente: BBVA, BBC, La Vanguardia.